miércoles, 9 de febrero de 2011

0

PANECILLOS DE ACEITE CON AROMA DE LIMÓN

Hoy se celebra algo muy bonito y muy importante: El Día Mundial del Pan. ¿ Qué no es importante ??? yo diría que lo es y mucho, pocos alimentos tienen tanta historia y son más antiguos por no decir ninguno, por el pan se ha llegado a encarcelar, a matar, a grandes creaciones y a grandes eventos. Uno de esllos es el que se celebra el 16 de octubre en en el blog KOCHTOPF en su quinta edición de World bread day.



Participo con esta sencilla receta, muy aromática y fácil de preparar para aquellos que no dominamos en exceso a las masas madres, a mí al menos, me falta practicar más. Sin embargo, es una delicia de pan al que la corteza rallada del limón le ha dado un olor estupendo y el aceite de oliva virgen extra un toque que me recuerda a mi casa, ya que estoy rodeada de olivares. Aunque como digo es una receta sencilla, no he querido quedarme sin participar en algo tan especial como un evento relacionado con el pan, así pongo mi pequeño granito de arena para que lo disfrutéis.

PANECILLOS DE ACEITE CON AROMA DE LIMÓN



Ingredientes ( 10 panecillos de 80 gramos ):

- 500 gramos de harina de fuerza
- 10 gramos de sal ( he usado una especial con limón)
- 6 gramos de azúcar
- 15 gramos de levadura fresca de panadero
- 60 ml de aceite de oliva virgen extra de la variedad hojiblanca
- 240 ml de agua tibia
- Ralladura de 1 limón

Preparación:

Si disponemos de piedra de hornear, es mejor ponerla con bastante antelación para que coja bastante temperatura.

1) Preparar todos los ingredientes: pesarlos y calentar un poco el agua para que esté tibia.
Poner la harina en la mesa de trabajo, agregar la levadura y deshacerla restregando con la harina ( queda como el pan rallado, esto es para que se reparta mejor), abrir un hueco en el centro y verter los líquidos junto a la sal ,el azúcar y la ralladura de limón.

2) Mezclar suavemente hasta conseguir una masa lisa y uniforme. Darle a la masa forma de bola y tapar con un paño húmedo 30 minutos para que repose.

3) Darle a los panecillos la forma deseada, hacerle unos cortes al gusto y volver a tapar con un paño húmdo 1 hora para que leven y doblen el volumen.

Precalentar el horno a 250º con un cuenco de agua en la parte baja para que genere más vapor.

4) Bajar la temperatura a 200º , meter los panecillos en el horno y programar 30 minutos. Dejar enfriar en rejilla.



Notas:

- Son ideales para acompañar salmón ahumado, trucha y en general pescados con "carácter", vamos, sabrosos. En casa lo hemos servido con una variedad de ahumados (salmón, trucha y bacalao) y una tabla de quesos variados. De lujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog NO participa en cadenas de premios ni memés, no tengo tiempo, agradezco las dedicatorias pero no puedo seguirlas.

Muchas gracias por dejar tu comentario, son muy importantes para mí, un beso.