domingo, 26 de enero de 2014

27

ROLLOS DE CANELA ( HOMENAJE CAROLINA MENDEZ )

Cuando conoces una terrible noticia de alguien que ves a diario, o casi, el cuerpo queda sin saber reaccionar unos minutos, es lo que me pasó a mi cuando me enteré de la muerte de Carolina, la conocí brevemente en uno de mis concursos, pero, es cierto, que era un encanto de chica, y que tenía un blog estupendo con unas fotos preciosas, al menos, gracias a su esposo, éste quedará para que todos podamos ver la gran mujer que era.
 
Unos cuantos amigos bloggers decidieron hacerle un homenaje en la forma de elaborar cada uno una de las recetas de su blog " Bocadillo  suculento ", y os aseguro que tenía muchas y muy buenas, así que pedí formar parte de este grupo de facebook de amigos y compañeros para decirle que la queremos y qué estamos orgullosos de todo lo que nos enseñó.
 
Yo he elegido sus rollos de canela, una receta que tenía ganas de probar, debo decir que son una delicia y que me ha encantado el glaseado con nata, y a mi peque más que no dejaba de mojar el dedito mientras los hacía. Sus fotos son mucho más bonitas que las mías, por eso, os dejo el enlace para que las podáis ver en su blog. Adios, Carolina, hasta que nos volvamos a ver, un placer haberte conocido ...
 
 
 
Fotos y redacción: Carmela
Fuente: Blog Bocadillo Suculento  ( de Carolina Méndez )
 
 
ROLLOS DE CANELA

 
 
 Tiernos, aromáticos, glaseados, ¿ puedes imaginar algo mejor ?
 
 
 
INGREDIENTES ( 9 rollos muy grandes o 18 medianos ):
 
-  Para la masa:

- 450 gramos de harina para repostería
- 15 gramos de levadura fresca
- 150 ml de leche
- 50 gramos de mantequilla derretida
- 50 gramos de azúcar glass
- Una pizca de sal
- 2 huevos grandes
 
Para el relleno:

- 4 cucharadas soperas de canela
- 4 cucharadas sopera de azúcar moreno
- Una cucharada sopera de mantequilla derretida , yo necesite un poco más
 
Para el glaseado:

- 100 gramos de azúcar glass
- Unas tres gotas de vainilla líquida
- Una cucharada sopera de nata líquida
 

 
 
PREPARACIÓN:
 
1) Verter la levadura desmenuzada en la leche tibia y dejar reposar por quince minutos. Mientras, agregar la harina, dos veces tamizada, a un bol junto a los huevos, la mantequilla derretida, el azúcar glass y la pizca de sal.
 
Una vez pasado los quince minutos, agregar al bol la leche con la levadura y mezclar con varillas hasta unir o con un robot que lo hará más sencillo el amasado. Sabes que está en su punto si notas que se desprende de las paredes del bol, es momento de colocar la masa en un bol limpio y seco y dejar reposar por una hora hasta que duplique su tamaño.
 
2) Mientras tanto, hacer el glaseado:
 
Colocar los 100 gramos de azúcar glass en un bol, las gotas de vainilla líquida y la cucharada de nata líquida y mezclar hasta formar una crema. Si crees que está muy espesa, añades unas gotas más de nata. Por cada gota que creas debes añadir mezcla enérgicamente porque corres el riesgo que quede muy líquida la cual no es conveniente, al menos para mi que me gusta luzca cremosa y blanquecina. Reserva cubierto con un paño en un lugar fresco hasta finalizar la elaboración de los rollos.
 
3) Una vez pasado la hora, retirar la masa del bol y colocar en la encimera espolvoreada con un poco de harina para que no se pegue , amasar y estirar con un rodillo en forma rectangular y de un grosor de dos centímetros.
 
 Verter y esparcir por encima con una brocha la mantequilla y con las manos el azúcar moreno y la canela. Enrollar por un lado hasta cerrar por completo, pintar con la brocha con un poco de mantequilla el borde antes de cerrar y sella dejando esta parte hacia abajo. Cortar rodajas de unos tres centímetros y colocar en una bandeja de horno previamente cubierta con mantequilla y harina para que no se pegue hasta llenar por completo.
 
De nuevo, dejar reposar por otra hora cubierto con un paño y seguirá creciendo.
Preparar y encender el horno a una temperatura de 180º. Finalizada la hora, introducir el molde en el horno y hornear durante 25 a 30 minutos, calor arriba y abajo a 180º.
 
Retirar y deja enfriar en un lugar fresco antes de retirar del molde. Para servir, verter por encima la mezcla de glaseado.
 
 

 
La verdad es que ha sido muy duro, ir viendo su blog para elegir una receta, sus fotos tan lindas, lo dulce que era en sus palabras, ver la vida que se ha quedado y nos ha dejado sin su compañía  ..., solo decirte, mi cielo, que ha sido un placer haberte conocido, aunque fuera por breves momentos, un beso muy grande para toda tu familia.


viernes, 24 de enero de 2014

2

FOCACCIA DE BACON, CEBOLLA ROJA Y PATATAS AZULES

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiii, otra focaccia, y es que realmente me encanta este pan italiano, las combinaciones de la masa o de lo que puede llevar encima es infinita, y es mediterráneo a tope, con ese toque de aceite ummm. Hoy os traigo una versión que me ha resultado muy curiosa por su colorido y luego por lo riquísima que ha quedado la mezcla.

A veces, hasta yo me sorprendo de dónde encuentro las recetas jaja, esta es de un libro que me he comprado en Ikea, una cocina diferente pero muy apetitosa, me ha costado 10 euros, o sea, al alcance de quien lo quiera, Tiene unas fotos muy bonitas, muchos trucos para reciclar, recetas y sus aprovechamientos, postres, vamos, que me ha encantado.

Las patatas violeta son difíciles de encontrar, al menos, por mi zona, esta navidad en una de las veces que fui de comprar a Aldi me encontre unas cestitas con patatas gourmet, entre ellas, las vitelotte, así que deseando investigar me llevé a casa una de las cestitas, este es el primer invento con ellas, deliciosas, con un ligero toque a nuez.

Fotos y redacción: Carmela
Fuente: Libro " Nuestra comida es natural !!" de Ikea


FOCACCIA DE BACON, CEBOLLA ROJA Y PATATAS AZULES

 

No os imagináis qué esponjosa queda, con el crujiente del bacon y la patata, el aroma del aceite de oliva, aysss, me enamoro otra vez ...



 
 
INGREDIENTES ( 1 focaccia grande ):
 
Masa:
 
- 20 gramos de levadura fresca de panadería
- 1 cucharadita de miel, unos 5 ml
- 300 ml de agua templada
- 20 gramos de aceite de oliva virgen extra
- Una pizca de chile en copos
- 10 gramos de sal marina fina
- 500 gramos de harina ( yo he puesto mitad de fuerza mitad harina de todo uso, puedes poner todo de fuerza )
 
Cobertura:
 
- 300 gramos de patatas azules ( variedad  blue Congo o vitelotte )
- 2 cucharaditas de cilantro recién molido
- 100 gramos de cebolla roja pelada
- 100 gramos de bacon ahumado
- Sal marina en copos
- Abundante aceite de oliva para pintar la masa

COMPRAS:

Las patatas vitelotte son difíciles de encontrar, al menos, en mi zona no las hay, por eso en cuanto las ví en Aldi esta navidad me tiré de cabeza jeje tienen un ligero sabor como a nueces, mañana haré una mousse con ellas a ver qué sale.


 

PREPARACIÓN:
 
1) Primero preparar la masa:
 
Mezclar la levadura, la miel y el agua en un cuenco grande. Dejar reposar 5 minutos. Batir la mezcla.
 
Añadir el aceite de oliva virgen extra, la sal marina fina, los copos de chile, y, poco  a poco, la harina. Amasar todo hasta que quede unido pero aún esponjoso, podemos hacer este paso en una panificadora o amasadora, no más de 2 minutos.
 
Poner la masa en forma de bola, en un cuenco amplio previamente aceitado, cubrir con un paño limpio y húmedo o una tapa. Dejar que la masa doble de volumen a temperatura ambiente, cosa que puede llevar de hora y media a dos horas dependiendo de la temperatura de la habitación.
 
Forrar una bandeja de horno de 40 x 30 cm con papel de horno. Extender la masa por toda la bandeja cubriendo hasta las esquinas, para ello, utilizar los dedos presionando suavemente para que la masa se vaya adaptando a la bandeja. No es preciso volver a amasar en ningún momento.
 
Reservar.
 
2) Para la cobertura:
 
Cortar las patatas y la cebolla roja en rodajas muy finas con una mandolina o un cuchillo muy afilado. Añadir las patatas y la cebolla a la masa. Espolvorear con el cilantro picadito y los trocitos de bacon ahumado. Para terminar, verter abundante aceite de oliva virgen extra por encima, mejor un poco más que un poco menos.
 
Precalentar el horno a 230º.
 
Dejar que la masa repose a temperatura ambiente hasta que crezca el doble de tamaño. Espolvorear con los copos de sal.
 
Hornear a altura media a 230º unos 20 - 25 minutos o hasta que esté dorada.
 
 
Igual de rica caliente que fría, es cuestión de gustos.

NOTAS:

- Cuidado con la patata azul que mancha mucho las manos, se quita bien de éstas pero de la ropa no tanto.

- Este tipo de pan es muy agradecido, además solo lo amasas una vez, luego basta con adaptarlo a la bandeja con las manos, queda delicioso.

En el blog tienes otras focaccias igual de buenas:

- Focaccia de fresas y cebolla caramelizada al balsámico con sirope de arce


- Focaccia de peras, cebolla caramelizada y queso azul



- Focaccia aceitunas negras y tomate



 




jueves, 9 de enero de 2014

11

SPICY PUMPKIN BUNDT CAKE ( BUNDT CAKE DE CALABAZA ESPECIADA )

Ya sé mi nuevo capricho de cocina: un molde de bundt, ¿ qué es un bundt ? ...un pecado mortal, un pastel jugoso, que se hace en unos moldes característicos con una chimenea central que distribuye de forma homogénea el calor, yo no tengo ninguno, solo copias de silicona que son una ghaojajjkqehwruiovj , o sea, una mierda, o no desmoldan bien o dejan demasiado húmedo el pastel, así que lo próximo que me pido es un molde de bundt que, según las expertas en repostería como Bea, son una maravilla, es cierto que son muy caros, pero, la verdad si salen bien y son duraderos merecen la pena ¿ no ?, porque es mejor eso que no tirar a la basura todo el trabajo por un molde malo o que no sea el adecuado.

Como digo yo he utilizado silicona, y spray especial para engrasar los moldes, repartiendo bien con una brochita la grasa para que no quedara nada sin untar, y ha salido casi casi entero, solo un cachito se soltó al desmoldar que acabó en mi boca ummmm.

Este en particular tiene un marcado sabor a especias que a mi me encantan, se pueden reducir, aumentar o simplemente obviar a gusto de cada uno, pero, las especias y la calabaza es que son una combinación que me gusta tanto que me hago el dulce solo para mí jaja una vez al año no hace daño, en un recipiente hermético dura en buen estado varios días.

La receta la he cogido del libro de Bea, pero, como la tiene también en su blog, pues os pongo el enlace para que la leáis entera con sus trucos que van muy bien. Evidentemente, sus fotos no tienen nada que ver con las mías, a años luz están por lo menos jaja, pero, bueno, lo que se trata es de probar recetas cada uno a su nivel y su estilo, muchas gracias por la receta, está delicioso, deseando probar el siguiente bundt.

Redacción y fotos: Carmela
Fuente: Libro " El rincón de Bea"

SPICY PUMPKIN BUNDT CAKE ( BUNDT CAKE DE CALABAZA ESPECIADA )
 

 
 
 Textura húmeda, tierna, con sabor muy aromático, ummm, lástima que ya no queda nada de nada ....
 
 
 
INGREDIENTES ( 1 bundt enorme ):
 
- 520 gramos de  harina de todo uso
- 4 cucharaditas levadura química ( tipo Royal)
- 1 cucharadita bicarbonato sódico
- 1 cucharadita sal
- 1 cucharada jengibre en polvo
- 2 cucharaditas canela
- 1 cucharadita nuez moscada en polvo
- 1/2 cucharadita de clavo en polvo
- 250 gramos mantequilla sin sal
- 4 huevos grandes
- 250 gramos azúcar moreno ( Light Brown Sugar)
- 250 ml de  buttermilk (*)
- 330 gramos puré de calabaza (*)

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 175º.
 
1) Engrasar un molde bundt de 25 cm. con mantequilla o con spray especial.
 
2) Tamizar la harina, polvo de hornear, bicarbonato sódico, sal, jengibre, canela, nuez moscada, clavo y reservar.
 
3) Batir con la pala mantequilla y el azúcar hasta que consigamos una mezcla que haya blanqueado y quede esponjosa (Aproximadamente unos 3 minutos a velocidad media)
 
4) Añadir los huevos y uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Añadir un tercio de la harina y batir justo hasta que se haya incorporado.
 
5) Añadir la mitad del buttermilk y continuar alternando con la harina hasta que hayamos terminado.
 
6) Con la velocidad al mínimo añadir el puré de calabaza y batir bien.
Echar esta mezcla en el molde engrasado de tubo que teníamos preparado, asegurarnos con una espátula que la masa ha entrado en todas las hendiduras del molde y que no tiene aire. Alisar la superficie.
 
7)Hornear aproximadamente unos 50-55 minutos, a 175º,  hasta que al pincharlo con una brocheta salga totalmente limpio.
 
8) Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo desmoldar boca a abajo y dejar enfriar sobre una rejilla.
Servir espolvoreado con azúcar glass.

NOTAS DE BEA:

Os pongo, con el permiso de ella, sus recomendaciones porque a mi me han ido genial.
 
Como siempre los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

Las cantidades de esta receta hacen un cake enorme, pero se podría hacer la mitad de los ingredientes en un molde más pequeño.

(*)El puré de calabaza se puede obtener de dos formas: cocinando la calabaza al vapor o asándola en el horno. Yo la hice al vapor y necesite casi 700 gr. de calabaza para obtener los 300 gr. de puré. En cualquiera de los dos casos debemos dejar el puré escurrir sobre un colador para que elimine toda el agua posible, de lo contrario, el cake quedará muy “correoso” y pesado.

(*) Si no podemos conseguir Buttermilk, podemos hacer una versión casera: Para 250 ml. de buttermilk = 250 ml. de leche con 1 cucharada de zumo de limón o vinagre. Revolver y dejar reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo estará listo para utilizar. Tendrá la apariencia de leche cortada, o yogur muy suelto pero ésta es la textura del buttemilk. Revolver un poco y utilizarlo.